Farm

“La Ventosa” (Español)

January 19, 2018

Frente Frío del Este de Estados Unidos Genera Viento en los Huertos de Mango Oaxaqueño

Mientras que la mayor parte de la industria ha sido consumida por las frías temperaturas de México (debidas al frente frío de la temporada), que a menudo cubren a México en esta época del año viajando desde el norte (llamada “norte” por los locales), nosotros nos preocupamos más con el fenómeno de viento que actualmente ocurre debido a este frente frío en nuestros huertos de mango, en Oaxaca.

Este evento climático estacional crea vientos fuertes y a menudo vientos huracanados que soplan a través del Golfo de Tehuantepec en Oaxaca. El istmo de Tehuantepec, dividido por las montañas de la Sierra Madre, es la forma de relieve más baja entre México y América Central, y un pasaje predominante para el viento entre el Océano Pacífico y el Golfo de México. Chahuites, una de las regiones más grandes de cultivo orgánico de mango en Oaxaca, se encuentra a unas 50 millas al sudeste de este pasaje, o “ventosa.” A esto se le conoce como un evento de viento en Tehuano, creado y alimentado por sistemas de tormentas de aire frío que pasan por el este de los Estados Unidos; es este el mismo aire frío que hemos visto viajando rápidamente por todo México. El frente frío se mueve por las montañas de la Sierra Madre como una pared, empujando al aire frío y el viento hacia abajo hasta que llega a un hueco en la cordillera: el Paso de Chivela, ubicado en el istmo de Tehuantepec. El cálido y húmedo aire del sur golpea el frío y seco aire del norte, causando severas diferencias de presión y fuerza; incluso vientos huracanados nacen y se precipitan a través del paso hacia el Océano Pacífico: estos son los vientos de Tehuano.

Debido a que Chahuites está ubicado justo al lado de este gran paso de viento, los huertos de mango son susceptibles a daños, especialmente cuando los frentes fríos extremos golpean el este y el centro de los Estados Unidos, como lo han estado haciendo. En las últimas semanas, cuando los frentes fríos del norte se hicieron más fuertes, la presión y el frío descendieron por la Sierra Madre y penetraron en el Paso de Chivela. Los vientos de Tehuano actualmente soplan a través de la ventosa y se prevé que continúen hasta hoy y disminuyan gradualmente mañana (viernes por la tarde).

Los productores están esperando a que llegue el viento a ver qué daños causan a la próxima temporada, que comenzará la próxima semana. Dado a que esta tormenta no está acompañada de fuertes lluvias como la temporada pasada, no esperamos que las consecuencias sean tan severas. Sin duda, algunos de los daños a esperar serán recoger los mangos caídos de las ramas y, en general, volúmenes inferiores a los esperados. Posiblemente habrá brechas en algunas partes de la temporada en esta región en particular si una gran cantidad de floraciones fueron arrastradas por el viento. Es demasiado pronto para que los productores cuantifiquen el daño y a medida que los vientos disminuyan podremos informar con más precisión los detalles del cultivo próximo en esta región.

La buena noticia es que Chiapas no está en esta ventosa y continúa experimentando unas condiciones climáticas óptimas, y se siguen esperando volúmenes y tamaños de fruta decentes. La falta de sequía en todas las regiones ha dado excelentes volúmenes y tamaños, por lo que el volumen de la temporada está comenzando desde una perspectiva mucho mejor que el año pasado, independientemente del daño del viento. Crespo Organic tiene volúmenes significativos tanto en Chahuites, Oaxaca, como en Tapachula, Chiapas. El Ataulfo, la primera variedad en aparecer, todavía está demasiado inmaduro para recoger, y seguimos anticipando el 26 de enero  como una primera fecha de recolección con niveles óptimos de madurez. La temporada es larga, así que la paciencia es siempre una virtud en enero y en el comienzo de febrero.

Aquí hay otra fuente excelente para aprender más sobre este evento climático único de Oaxaca.

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply